domingo, 8 de noviembre de 2009

La Pistola


Un tipo le dice a un amigo:

- Estoy preocupado. Mi esposa se desconcentra y pierde el interés cada vez que hacemos el amor. ¡Y no sé qué hacer!


- Hombre! - responde el otro - ¿Sabes que a mi me pasaba lo mismo con mi mujer? Lo que hice una vez, fue que cuando estábamos haciendo el amor y noté que estaba perdiendo el interés, saqué mi pistola y eché un tiro al aire. Del susto, mi mujer se excitó de nuevo y terminamos genial. Haz la prueba. Toma, te presto la pistola.


Al día siguiente se encuentran los dos de nuevo.


- ¿Y qué? ¡Cuénteme! ¿Cómo te fue con mi técnica?

- Ni me hables! - responde el otro espantado - Estábamos haciendo el 69 y cuando ví que mi mujer estaba desanimandose, saqué la pistola y eché un tiro al aire. Del susto, mi mujer me cagó la cara, me mordió un huevo y para completar... del closet salió un cabrón desnudo con las manos arriba pidiéndome perdón.